Desatascos de fregaderos con bicarbonato y vinagre

Desatascos de fregaderos con bicarbonato y vinagre
Sabido es que el fregadero es de las instalaciones más problemáticas en cuanto a averías, atascos y cualquier incidencia. Los desatascos de fregaderos con bicarbonato y vinagre son métodos caseros que sirven para salir del paso en algunos casos, obteniéndose buenos resultados cuando se llevan los pasos correctamente.

Los especialistas le aconsejan este método para cuando el atranco es leve y se halla cerca del sumidero. No es conveniente que los particulares intervengan en las redes de agua desinstalando componentes o accediendo a zonas complejas, pues pueden crear más problemas que soluciones. Para desatascar un fregadero con bicarbonato, habrá que obtener medio vaso de este producto, que también pueden ser sustituido por levadura química o bien sal de frutas.

El otro componente primordial es el vinagre, que habrá que echar (también medio vaso)... hasta que se cree una reacción espumosa. Esta reacción atacará la obstrucción del desagüe durante unos 15 minutos, después de lo cual habrá que verter varios litros de agua hirviendo con sal. Este procedimiento da buenos resultados en tuberías que no se hallan tomadas en exceso por el óxido, la cal o los restos de detergentes. En caso de que los usuarios no puedan acceder por ellos mismos a las reparaciones, existen empresas de desatascos que proporcionan las mejores soluciones para cada caso. Estos equipos poseen camión cuba con cañas de agua a presión y bombas extractoras con las que se achicará el agua acumulada por inundaciones.

También se proporciona asesoramiento sobre otros métodos caseros de que pueden servirse los usuarios para deshacerse de desatascos, esta vez en el WC. Cuando el nivel del agua del inodoro no baja, puede realizarse un bombeo mediante una fregona a la cual se ata una bolsa de plástico alrededor del mocho. Al introducirse por el hueco del desagüe, se crea un efecto vacío que disuelve la obstrucción.