Evitar el mal olor de las tuberías

Evitar el mal olor de las tuberías
Para conseguir las mejores alternativas en el sector de las redes de agua, debe contactar con profesionales cualificados... especialistas que le proporcionarán también consejos para que acceda sin problemas a la resolución de ciertas incidencias. Es posible evitar el mal olor de las tuberías mediante productos caseros que se hallan en cualquier casa, productos como por ejemplo el café. Los posos del café sirven para cuando el problema no es demasiado grave. Se trata de un método perfecto para prevenir el mal olor, pero que no siempre es efectivo cuando el hedor ya está presente.

Los olores desagradables de las cañerías pueden evitarse dejando caer posos de café diariamente. Los restos prensados que se sacan de las cafeteras, pueden depositarse en el sumidero, de modo que cuando caiga el agua, esta haga que vaya cayendo el café sumidero abajo.

Como decimos, para evitar hedores de las cañerías, lo más adecuado es evitar malos comportamientos, como es echar aceites o residuos de comidas por los sumideros de fregaderos, lavabos, bidés... Las redes que se vinculan a estas instalaciones han de estar libres de costras y suciedad, de manera que el agua corra limpia y no se produzcan olores desagradables por acumulación de restos orgánicos.

En el caso de que el método del café no sirva para deshacerse de los restos, se realizan también otros procedimientos, como es el del agua caliente con sal, bicarbonato y vinagre. Es otro de los métodos tradicionales para limpiar tuberías y hacer desaparecer los olores. Hay que realizarlo paso a paso y cuidadosamente, teniendo en cuenta que se efectúa siempre que los sumideros no estén anegados de agua. Deben estar bien secos para que el bicarbonato, al caer, no haga grumos en contacto con el agua u otras sustancias. Después de echar medio vaso de bicarbonato, se vierte medio vaso de vinagre, se esperan unos 20 minutos y por último se vierte el agua caliente con sal (3 o 4 l).